Entrepediatras

Sociedad de Pediatría de Chile – Filial Concepción

Dra. Emilia Toro Fuster Q.E.P.D.

Este es el discurso con que el Dr. Rodrigo Zenteno despidió a nombre de la Sociedad de Pediatría de Concepción a la Dra Emilia Toro Fuster:

 

Me corresponde, a nombre de la SOPECO, despedir a la Dra. Emilia Toro Fuster quien fuera nuestra Presidenta entre los años 1995 y 1998, Vicepresidenta entre 1999 y el 2000 y actual Tesorera  desde el año 2001.

Créanme que más que una obligación es un privilegio despedirla porque la Dra. Toro, a quien cariñosamente llamábamos Mily fue una de aquellas personas que no pasaba fácilmente desapercibida tanto por su energía, como por su entusiasmo.

…es que esta multifacética Mujer, pediatra, madre, abuela, amiga y dirigente con su espontanea personalidad nos cautivó.  Destinó su vida a la medicina, a la docencia, al teatro, a viajar y a hacer turnos de Neonatología… en realidad muchos turnos.

Nació en Osorno y vivió sus primeros años en esa ciudad para luego trasladarse a Santiago completando sus estudios en la Alianza Francesa, tras egresar del colegio se vino a estudiar Medicina a la Universidad de Concepción.  Al titularse cursó la especialidad en la misma Universidad para luego trabajar en el Hospital Herminda Martin de Chillán, con posterioridad realiza la subespecialidad de Neonatología en  Alemania.

De regreso a Chile se sumó al equipo de Pediatría del Hospital Higueras como académica de la Universidad de Concepción para luego desempeñarse como Neonatóloga en la Clínica Bío-Bío y también en la Clínica Sanatorio Alemán.

Madre de tres hijos, Héctor abogado, Gabriel médico anestesista y Marcela psicóloga,  Abuela de nueve nietos a quienes, no sabemos  cómo, se daba tiempo para regalonearlos.

Ha sido por años la Tesorera vitalicia de la Sociedad de Pediatría de Concepción, siempre que habían elecciones lograba el mayor número de votos correspondiéndole ser Presidenta pero ella, prefería seguir siendo… tesorera!!!!.

Es que Mily siempre fue una mujer sencilla y espontanea en que su tono de voz tan particular obligaba a ponerle atención y a escucharla con su vocabulario tan “Suis generis” que no molestaba ni incomodaba a nadie, más bien nos hacia reír.

Actriz por 7 años del grupo de teatro “Orates” del Colegio Médico Regional Concepción, asidua a la lectura y al Jazz.  Una de sus grandes aficiones fue viajar, de hecho si no estaba en turno  o con sus nietos de seguro se le encontraba en algún crucero  por el báltico o el adriático o en el medio oriente o quien sabe en algún safari por África con alguna de sus queridas amigas.

Fue homenajeada por el Colegio Médico como “Mujer Médico destacada 2016”, distinción meritoria que enorgulleció a los pediatras penquistas, más Mily lo recibió con su sencillez acostumbrada.

Sin duda que Mily fue un ser especial, ó ¿Alguien puede desconocer su entereza y  fuerza para luchar contra la adversidad? ¿Alguien puede desconocer la energía con que se recuperaba de sus terapias?

Así era Mily,  fuerte, poseedora de una personalidad única, magnífica amiga y excelente compañera de trabajo que obliga a los que nos privilegió con su presencia, a quererla con sublime admiración y a recordarla por siempre.

Mily, tu dedicación a la SOPECO ha dejado una huella imborrable en la historia de la Pediatría en Concepción, de hecho has sido la única integrante de la directiva que estuviste activa hasta tu partida.

Gracias Mily por permitirnos disfrutar de tu presencia en nuestras vidas, te extrañaremos en cada reunión

Adiós distinguida socia y eterna tesorera

 

Dr. Rodrigo Zenteno González.

01/abril/ 2017

 

Deja un comentario